Resúmenes de las comunicaciones

* La importancia del lenguaje para la investigación en Internet.Silvia Barrera Ibáñez (Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial. Madrid)

La red permite la adopción de determinados perfiles de usuario, que en muchos casos pueden ser anónimos o falsos. No todo el mundo navega con su identidad real y a veces, el uso de estas tecnologías, puede ser empleado por ciertas personas para cometer ilícitos. Por tanto, durante el proceso de registro o interacción con otros, es probable que se adopten identidades e imágenes ficticias. Pero hay un aspecto identificativo que será determinante para averiguar con quién nos estamos relacionando realmente: el lenguaje. La ponencia tratará de poner de manifiesto cómo el lenguaje que empleamos para comunicarnos, preferentemente a través de redes sociales, define perfiles característicos de las personas en función de su forma de expresarse, la precisión ortográfica y el empleo de ciertas expresiones y tipografías. Aunque no es un rasgo identificativo y, por tanto, que permita establecer identidades concretas, puede constituir un indicio muy valioso a la hora de obtener prueba indiciaria, establecer patrones comunes de actuación criminal e incluso similitud en la administración de ciertos perfiles. Por otra parte, ese lenguaje también puede ser estudiado por los cibercriminales para seleccionar perfiles de víctimas, de usuarios o de autores de tal forma. Por el simple hecho de poseer una forma característica de expresión o una jerga determinada, los usuarios pueden ser no aceptados o expulsados de ciertas comunidades como pueden ser las relacionadas con la explotación sexual infantil online o el mercado de compraventa de bienes ilegítimos como drogas, tarjetas bancarias o malware en los foros underground.

* Copias desfiguradas. Patricia Martínez De Vicente (Antropóloga social y novelista).

El tema que hoy nos reúne aquí es delicado por una particularidad: está relacionado con la honestidad. Con la autenticidad de las fuentes de información de nuestro trabajo ante uno mismo y ante los demás. Con la limpieza con la que afrontamos nuestra investigación hasta convertirla en legible para transmitir a los lectores algo que es exclusivamente nuestro, único, novedoso e intransferible.

Entiendo que soy la única novelista de este grupo, alguien con más de 15 años de experiencia como escritora de novelas -históricas en su mayoría- aunque también he escrito ensayo, mucho ensayo antropológico previo, que ha sido durante décadas la materia principal de mis estudios. Así como novela de ficción y relatos cortos. Por tanto, provengo de una larga experiencia académica previa a la redacción de las novelas publicadas desde el año 2003. Incluso antes de que existiera Google, o los archivos tan útiles de Internet. Para cuando me puse a escribir con los cinco sentidos, lo hice con la intención de publicar unas experiencias que pudieran llegar a los lectores si no con mimo, al menos, procurando transmitir ese interés, ese amor, que le pongo a cada palabra. A cada página, a cada personaje, real o de ficción.

Presumo de ser de esas investigadoras que toma muchas notas, de las que se “lo curra”, antes de novelar -lo admito- porque ese rebuscar, indagar y husmear por bibliotecas y archivos es una parte tanto o más apetecible que convertirla en ficción. El cuento inventado viene después. Después de escudriñar a los personajes desde el fondo, de revolver los archivos, de incordiar a archiveros y testigos presenciales. De leer libros no siempre relacionados con el tema, porque divagar también es parte de rebuscar. En fin, de hablar con expertos en la materia y, sobre todo, de echarle horas de trabajo a un tema sobre el que no siempre te han pedido que escribas. Sino que lo has elegido tú por gusto. O por interés. Por afición, o por devoción. Sencillamente, por amor al arte.

Por lo tanto, cuando al cabo de años de esfuerzo y entretenimiento descubres que te han usurpado tu trabajo, todo, o en parte, no sales de tu asombro. Y tras la sorpresa, te revelas, te enfureces. Entonces tratas de entender qué le ha movido al copión a tanta desconsideración, a ignorar tu amor al trabajo, tu dedicación a la investigación y esa concentración especial invertida durante meses, o años, en esta novela en particular.

*  ¿Cómo detectar mentiras? Eficacia de indicadores conductuales, lingüísticos y contextuales. Jaume Masip Pallejá (Universidad de Salamanca).

 Existe la creencia popular de que las personas muestran ciertas señales conductuales reveladoras al mentir. Dicha creencia ha guiado la investigación científica sobre la detección del engaño durante décadas. Sin embargo, hay meta-análisis recientes que demuestran que cuando las personas tratan de inferir la veracidad de los demás a partir de su conducta, apenas aciertan por encima de lo que cabría esperar por azar. Esto puede deberse a ciertas limitaciones del sistema cognitivo humano, que pueden llevar a las personas a hacer juicios sesgados. Si esta explicación es correcta, entonces los ordenadores deberían ser capaces de separar entre verdades y mentiras con más exactitud que los humanos. Sin embargo, la evidencia cuestiona esta idea. Recientemente, se llevó a cabo un abarcador meta-análisis para examinar las diferencias entre verdades y mentiras en términos de 79 claves lingüísticas examinadas con ordenador. Los resultados mostraron que, de todos estos indicadores lingüísticos, solo unos pocos están significativamente asociados con la sinceridad. Además, dicha asociación es débil y depende de diversas variables moderadoras. Otros meta-análisis similares han examinado indicadores conductuales y han llegado a idénticas conclusiones. Es decir, la escasa capacidad humana para diferenciar entre verdades y mentiras se debe a que las claves examinadas apenas discriminan, y no a limitaciones cognitivas del ser humano. Ante esta evidencia, los científicos han empezado a explorar dos nuevas vías de indagación. La primera implica el desarrollo de estrategias de entrevista para generar o incrementar diferencias conductuales entre verdades y mentiras. La segunda consiste en explorar la utilidad de los indicios contextuales de la mentira (en lugar de los tradicionales indicios conductuales). Durante la conferencia se describirán algunas de estas nuevas orientaciones.

*  “Hay posibilidades de ganar el pleito”: análisis pragmagramatical del juicio oral. José Torres Álvarez (Universidad Complutense de Madrid)

Cuando se abordan cuestiones relacionadas con la Lingüística Forense dentro del ámbito hispánico, existen una serie de cuestiones compartidas, como por ejemplo, que el interés en el ámbito hispánico por la Lingüística Forense ha experimentado un importante auge en los últimos veinte años.

Sin embargo, y a pesar de que cada vez con mayor frecuencia se realizan en nuestro país estudios que abordan cuestiones relacionadas con la atribución o identificación de la autoría (Queralt, 2014) o con la narrativa del discurso jurídico (Taranilla, 2011, 2012; Carretero, 2015), aún escasean las publicaciones que analizan cómo diferentes parcelas de la Lingüística se manifiestan en el discurso que el abogado pronuncia en la Sala para convencer al juez de que emita una sentencia que avale los intereses de su cliente.

Así las cosas, el objetivo de esta comunicación consiste en analizar la importancia que tienen en el discurso de los abogados algunas de las teorías fundacionales de la pragmática -la Teoría de los actos de habla (Austin, 1962; Searle, 1986), el Principio de Cooperación (Grice, 1975) y la teoría de la cortesía de Brown y Levinson (1987)-, la teoría pragmadialéctica (van Eemeren et al. 2004, 2009) y los rasgos coloquiales del lenguaje (Briz, 1998).

Proponemos un modelo analítico, complementario a los que ya existen en este ámbito de estudio, que permita analizar cómo los abogados utilizan, ya sea de forma consciente o inconsciente, algunos de los aspectos que proponen en estas teorías para lograr el fin propuesto.

 * Forensic Linguistics at the German Bundeskriminalamt. Sabine Ehrhardt (BKA. Wiesbaden)

 Linguistics as a forensic science is being applied at the German BKA since the 1990s. Of course, the case work of that time has undergone many changes and can hardly be compared to what is done today. Forensic texts like the letters of an extortion series, responsibility claims for terrorist attacks and the faked greetings in a murder case are no longer written, printed out and send by mail but they are electronically generated and communicated via instant messaging, web request forms or blogs. Similar developments can be seen on the analyst’s side as forensic linguists also make use of the manifold opportunities digitalisation provides. Linguistic features like abbreviations in text messages are tested for their significance compared to a relevant population of writers or the method of analysis is based on the frequencies and associated probabilities of n-grams in forensic texts whose quantity mounts up to several megabytes.

The talk will present an overview of the important issues in the application of linguistics in a forensic context: scope and tasks of authorship attribution analysis, texts as objects of analysis, methods of analysis, evaluation of findings as well as aspects of ethics and quality. The relevance of these issues will be illustrated by authentic case material.

 * Una rueda de reconocimiento de voz y un protocolo. Ana Álvarez de Sotomayor Aguilera y Mercedes Reigosa Riveiros (Laboratorio de Acústica Forense de la Policía Nacional).

¿Quién no ha oído en alguna ocasión “no he visto su cara pero reconocería su voz”? Frase relacionada normalmente con la comisión de delitos de cierta gravedad en los que el agresor trata de ocultarse ante sus víctimas para evitar que le reconozcan, tanto en la ficción como en la vida real. No resulta fácil en circunstancias tan estresantes que una víctima o un testigo puedan archivar en su memoria rasgos característicos de la voz del agresor y, posteriormente, ser capaces de describirlos de forma adecuada; no solo por el contexto en el que fue emitido el mensaje sino también porque para la mayoría de las personas no resulta fácil describir una voz.

Como parte de la labor policial en apoyo de la autoridad judicial, los expertos forenses deben hacer lo posible para poner en práctica nuevas técnicas y procedimientos que ayuden en la lucha contra la delincuencia. Una de estas se centra en facilitar apoyo a la víctima de un delito en la identificación de la voz de su agresor, tarea harto complicada debido a una serie de factores: habilidad y memoria auditiva de víctima o testigo, edad de este, circunstancias que rodearon la emisión del discurso y tiempo de exposición al mismo, familiaridad o no con la voz, tiempo transcurrido desde los hechos, entre otros.

El hecho de que, además, es básicamente una prueba perceptiva que requiere como fase última una sucesión de tomas de decisión por parte de una víctima, que revive de algún modo un hecho ciertamente traumático mediante un complejo proceso cognitivo, puede poner en duda su fiabilidad; pero es ahí donde los expertos juegan un papel esencial planificando y llevando a cabo un procedimiento bien estructurado y riguroso que pueda minimizar el efecto de todas las variables posibles.

 * “Using Linguistic Theory in Civil Cases, Counter-Intelligence, and Criminal Investigations”. Robert Leonard (Hosftra University. New York) y Tanya Karoli Christensen (Universidad de Copenague)

Forensic Linguistics Investigations: running the gamut from entertainment star fluff cases to civil wrangling among mega-corporations to counter-terrorism, murder—and our Innocence Project.

This talk presents a variety of cases in which linguistic theory fuels the cutting edge science of Forensic Linguistics. We survey some of the cases we have recently worked on—from ones of no consequence, like the press requesting me to investigate whether media star Kanye West wrote a series of his wife Kim Kardashian’s tweets, to cases of great moment like espionage, counter-terrorism, kidnapping and murder. As the New York Times wrote “[Leonard’s] consultation on the murder of Charlene Hummert, a 48-year-old Pennsylvania woman who was strangled…helped put her killer in prison. Mr. Leonard determined, through [analysis of] two letters of confession by a supposed stalker and a self-described serial killer, that the actual author was Ms. Hummert’s spouse.” Civil cases include Apple vs. Amazon and Microsoft. I will present a case from our new social justice organization, the Forensic Linguistics Capital Case Innocence Project, a joint project with the Hofstra Law School, which reexamines language evidence used to convict and place defendants on death row. We will also discuss cases worked by my research partner Tanya Karoli Christensen, Associate Professor at the University of Copenhagen who is spearheading forensic linguistics in Denmark and has consulted for Danish police and prosecution on authorship and counter-terrorism cases.

*  “Sírvase designar perito de inglés para traducir al acusado en la vista oral” ¿Puede la Lingüística Forense contribuir de forma efectiva en el proceso de profesionalización de la interpretación jurídica? Juan Miguel Ortega Herráez (Universidad de Alicante).

En los últimos años hemos asistido en nuestro país a un creciente interés académico por la Lingüística Forense, ámbito en el que confluyen disciplinas tan dispares como pueden ser los estudios lingüístico-filológicos, el derecho o incluso disciplinas de corte eminentemente técnico. En muchas ocasiones, el enfoque que se adopta es fundamentalmente monolingüe, razón por la cual todavía parecen escasear iniciativas e investigaciones que integren y se ocupen de la interpretación jurídica desde el prisma de la Lingüística Forense. Sin embargo, gracias a su carácter multidisciplinar, esta disciplina se encuentra estratégicamente situada y puede estar llamada a desempeñar un papel fundamental en el proceso de profesionalización de la interpretación jurídica.

La comunicación abordará las particularidades del trabajo que los intérpretes desempeñan en diligencias policiales y judiciales de carácter bilingüe y prestará especial atención a aquellas parcelas en las que se pudiera establecer una vinculación más estrecha con algunas de las actividades que más claramente se suelen identificar con la Lingüística Forense, como puede ser el peritaje lingüístico. Asimismo, se analizará el nuevo marco legislativo que regula la prestación de servicios de interpretación jurídica tras la transposición, entre otras, de la Directiva 64/2010/UE, lo que se pondrá en relación con la normativa reguladora de la intervención de peritos en los procedimientos judiciales, profesionales con los que, a menudo, se identifica a los intérpretes. Por último, se incluirán algunas reflexiones sobre las destrezas y competencias que los intérpretes jurídicos han de desarrollar y las fórmulas existentes para establecer sistemas de capacitación profesional válidos y fiables, en los que, sin duda, cobran especial relevancia las aportaciones de las investigaciones realizadas desde la Lingüística Forense.

* El Lenguaje Policial. Comunicación y autoridad. Juan J. Fernández (Policía autónoma Vasca)

A nadie se le escapa a estas alturas la importancia que tiene el uso correcto del lenguaje dentro de los cuerpos y fuerzas de seguridad, pues de entre todos los medios de que se valen para llevar a cabo su labor, la palabra es sin duda el medio al que recurren con mayor frecuencia. Incluso en aquellas situaciones en las que las circunstancias obligan a los agentes a actuar, las palabras han precedido a los actos y estos, antes o después, deberán ser convertidos en palabras, en textos mediante los cuales sus intervenciones serán evaluadas. Gracias a las modernas tecnologías la imagen ha ido ganando relevancia, pero la palabra sigue siendo el elemento crucial dentro de una labor delicada y comprometida.

El lenguaje policial se desarrolla en un doble plano. Por un lado, se sitúa su utilización como herramienta comunicativa: Recepción de llamadas telefónicas de aviso o socorro, entrevistas “de calle” con testigos, víctimas o sospechosos, transmisión por radio de información, órdenes e instrucciones, elaboración de informes, comparecencias policiales o judiciales, comunicados y avisos a la población… todos ellos constituyen escenarios en los que la estrategia lingüística elegida influye decisivamente en los resultados obtenidos. El discurso policial demanda de quien lo utiliza una competencia notable en registros muy diferentes, con la dificultad añadida de que frecuentemente es preciso cambiar de uno a otro en muy breve espacio de tiempo. Testigos de un incidente, denunciantes, sospechosos de la comisión de un delito o compañeros de profesión, el trato con cada uno de ellos, a menudo reunidos en un mismo contexto espacial y temporal, requiere adaptar el habla a sus especiales necesidades y características.

Por otro lado, la consideración de los policías como agentes de autoridad, que representan al poder ejecutivo, confiere a su discurso una especial relevancia. El gobierno de un país proyecta a través de la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad una imagen muy concreta y el lenguaje empleado va a definir en gran medida esa imagen, que en última instancia no es sino la del Estado, a quien representan.

Sin embargo, y a pesar de su importancia en los aspectos operativo e institucional, no se ha prestado a la comunicación policial la atención que merece. Por ello, pretendemos resaltar esta importancia con la intención de estimular el estudio y la investigación en un terreno que se haya por el momento sin explorar, en su mayor parte.

*  El entorno BioMetroTools en la caracterización biométrica y emocional del locutor. Pedro Gómez Vilda (Universidad Politécnica de Madrid).

BioMetroTools es un paquete de software que incorpora una variedad de herramientas informáticas para el análisis de la fonación y el habla de marcado carácter científico, utilizando los métodos más avanzados en el estado del arte de las tecnologías del habla. Dentro del mismo, BioMetroFore es una aplicación orientada a la verificación del locutor. La Interfaz de Usuario de BioMetroFore muestra la señal de voz grabada, la reconstrucción de la fuente glótica, y los resultados de su cotejo en términos de Similaridad, Especificidad de la muestra dubitada (Q), Especificidad de la muestra indubitada (S), cotejo (Match) y contracotejo (Mismatch) en términos de verosimilitud logarítmica (Loglikelihood Ratio), y fiabilidad del análisis (Reliability). Los resultados se ofrecen en escala logarítmica, y los referentes al cotejo se señalan en forma diferenciada cuando la hipótesis del fiscal prevalece frente a la defensa o cuando es la hipótesis de la defensa la que prevalece.

Los parámetros que se  tiene en cuenta se evalúan en forma síncrona con el ciclo de fonación, lo que les hace muy precisos en tareas de medida de calidad de voz y de biometría del locutor. La aplicación produce documentación en Excel® de los análisis realizados generando los valores promedio de los parámetros estimados en el análisis, así como de su dispersión estadística. También genera documentación gráfica en el estándar Adobe® pdf. De entre los gráficos que produce la aplicación caben destacar los que ofrecen una visualización global de los resultados del cotejo, ya que permiten visualizar globalmente, según todo el conjunto de parámetros utilizado, la distancia relativa entre el modelo de referencia, el conjunto de evidencia indubitada y el de evidencia indubitada en el hiperplano de cotejo.

 * La comparación del habla con finalidades forenses: el caso de los hablantes bilingües. Montserrat Marquina (Universidad Pompeu Fabra. Barcelona).

En la práctica forense de comparación de habla, uno de los aspectos menos estudiados tiene que ver con el análisis de muestras de habla en distintas lenguas. Ante un caso en el que la muestra dubitada esté en una lengua y las muestras indubitadas en otra, ¿es posible la comparación? ¿Qué variables fonético-acústicas pueden utilizarse para comparar las voces? ¿En qué medida cambia la pronunciación de los sonidos al pasar de una lengua a otra?

* El plagio académico entre el alumnado universitario. Rubén Comas-Forgas & Jaume Sureda-Negre (Universidad de las Islas Baleares. Palma de Mallorca).

En esta ponencia se analizará el fenómeno del plagio académico entre el alumnado universitario español. Para ello nos centraremos, en primer lugar, en aportar datos sobre la extensión de este fenómeno en nuestro país contrastándolos con los de otros entornos. En segundo lugar, señalaremos aquellos elementos/factores que han contribuido a crear un biotopo favorable a la expansión de esta práctica deshonesta; elementos que van, entre otros muchos, desde cambios metodológicos en la forma de enseñar y evaluar a raíz de la implantación del Plan Bolonia, el déficit competencial del alumnado para elaborar trabajos académicos, el desconocimiento del alumnado acerca de qué es el plagio y cómo evitarlo, la “percepción” entre el alumnado de que “todo lo que está en Internet es de todos y lo puedo usar/copiar/guardar/transformar como desee”, etc. Finalmente, nos centraremos en describir y valorar las principales estrategias que deberían adoptarse desde las instituciones universitarias para luchar contra este fenómeno; estrategias que pasan, sobre todo, por la regulación normativa y por la formación del alumnado y del profesorado.

* El perito forense: entre el mito y la realidad. María Jesús Ariza Colmenarejo (Universidad Autónoma de Madrid).

Las informaciones que se incorporan a nuestro entorno cultural provienen fundamentalmente de series televisivas donde se muestran aspectos exóticos de determinadas investigaciones que giran en torno a la actividad de los peritos forenses. Como no puede ser de otra forma, los retos a los que se enfrentan los profesionales, salvan obstáculos que para cualquier ciudadano resultan ser inalcanzables, lo que les dota de una habilidad especial que les convierte en superhéroes.

La realidad de los Tribunales de Justicia puede asemejarse mucho a estos profesionales, si bien no hay que olvidar la perspectiva de lo que supone el desarrollo de una actividad pericial, con obstáculos e inconvenientes.

Detrás de la función pericial se afronta un marco legal, y más concretamente procesal, dentro del que se especifica cuál es el papel que ocupa en la escena de un proceso penal. El papel del perito no es el de protagonista principal; tampoco de interesado en los derechos de uno de los contendientes. Muchos son los profesionales y personas que intervienen en el proceso, pero el perito debe ser consciente de la importancia de los conocimientos que pone a disposición del órgano judicial, y de cualquiera de los litigantes. En último término es al juez al que hay que ilustrar con esos conocimientos técnicos o científicos, para convencerle de las conclusiones que se incorporen en el dictamen, el cual tiene que ser emitido bajo determinados condicionamientos y responsabilidades que asume desde el momento en que pisa una sala de Justicia.

Aparecer en la escena como asesor, auxiliador, colaborador del protagonista principal que es el juez, exige una capacitación, especialización, y una asunción de responsabilidades que nos llevan a la realidad del perito judicial y que se abordarán con detalle.

* Rigores e ingenios del peritaje en juicio.  María José Fernández-Figares Morales (Universidad Autónoma de Madrid).

El perito es un técnico especialista que colabora con la Administración de Justicia y es llamado para ofrecer una visión objetiva e imparcial del objeto de la pericia, sin embargo, la legítima aspiración de todo profesional es conseguir ser escuchado, convencer, provocar un cierto cambio cognitivo en el juzgador de modo que, finalmente, asuma con mayor probabilidad la conclusión que ha concretado en el dictamen. Ello sugiere la articulación de técnicas que revaliden al perito en cuanto a su auctoritas, es decir, a su solvencia profesional, pero también una serie de recursos e ingenios que favorezcan la persuasión en todos sus niveles. Así, activará medidas para captar y mantener la atención, incorporará técnicas que busquen informar adecuadamente según se es requerido, promoverá tareas destinadas a convencer al tribunal y, si es necesario, usará tácticas que se dirijan a conmover su ánimo de modo que se refuerce su predisposición a acoger la tesis mantenida. A esto se añaden una serie de habilidades que refuercen al perito durante la fase en la que le corresponde atender a las preguntas que se le formulan y aquellas que le permitan superar los instantes de mayor compromiso profesional.

* Aventuras y desventuras del trabajo de traductor/intérprete en Melilla. Fátima El Mansouri El Mansouri (Jefatura Superior de la Policía Nacional de Melilla)

Debido a la tipología cultural de la Ciudad Autónoma de Melilla, su delimitación con Marruecos, la mayoría de habitantes son marroquíes o descendientes de ellos, además de ser una ciudad de tránsito hacia Europa, por lo cual el trabajo de traductores intérpretes es imprescindible tanto en juzgados, como comisarías y demás administraciones públicas.

En esta ponencia, expondré mi experiencia particular como traductora intérprete en la Jefatura Superior de la Policía Nacional. El puesto es para la lengua árabe, pero debido a mis conocimientos en lenguas como el francés, dariya y cherja (idiomas procedentes del Norte de Marruecos), también se solicitan mis servicios en estas lenguas.

Las funciones de un puesto como el mío son traducir documentos literalmente y asistir a detenidos, víctimas, denunciantes, etc., además de escuchas telefónicas.

Se trabaja con todos los grupos de extranjería, información, etc. Cuando comencé a trabajar en comisaría solo se me exigió tener el título de Bachillerato y dominar dos lenguas extranjeras, nadie me informó de cómo tenía que trabajar y cuáles eran mis funciones, así que tuve que ser autodidacta en mi formación, utilicé todo tipo de recursos: diccionarios, investigación en jergas que desconocía, como la judicial, policial y religiosa. No resultó fácil estar en algunas situaciones como, por ejemplo, asistir a una víctima de violación, pero poco a poco fui aprendiendo a separar lo profesional de lo personal.

El volumen de trabajo en Melilla es muy elevado, nos enfrentamos día a día a diversas necesidades, como son los saltos de la valla de los subsaharianos, la reciente oleada de inmigración siria, además de la inmigración ya existente en Melilla, la presencia de argelinos, marroquíes y sus menores, conocidos como MENAS.

Además del volumen de trabajo, hemos de sumarle la escasez de recursos proporcionados por la Administración: materiales, dispositivos, cursos de formación, si bien en los últimos años se han ido introduciendo cambios positivos en este sentido.

* Speaker profiling and identification: Issues and case studies. Natalie Schilling (Georgetown University. Washington, DC)

In this presentation, I briefly outline some of the main issues in speaker profiling and identification, by expert linguists and naïve earwitnesses. For example, experts must choose from among various methods (aural-perceptual, acoustic phonetic, automated), weighing considerations of accuracy and ‘objectivity’ against those of practicality and of the array of factors that come into play in speaker profiling and identification other than audio signal (e.g. lexical and syntactic features; extralinguistic factors such as speech impediments). Naïve witnesses who may be asked to render speaker identifications confront factors such as degree of familiarity with and amount of exposure to the voice in question, as well as, crucially, the nature of the identification procedure (e.g. voice line-up vs. suspect voice alone, identification after long delay vs. short delay). Further, both experts and non-experts may face the problem of disguise.

Following this overview, I provide in-depth presentation of two cases in which I have served as an expert linguist. The first is a case of naïve witness identification via a highly suggestive, prejudicial, and unreliable voice identification procedure. In this U.S. criminal case, the voice identification nonetheless became part of the evidence used to convict and imprison the suspect, due in part to non-experts’ and even legal professionals’ lack of knowledge regarding earwitness identification. The second case is an ongoing cold case involving expert linguistic profiling of the regional U.S. dialect of a Person of Interest (POI) who claims to be someone who went missing 20-plus years ago, as a 13-year-old child. However, while there is some non-linguistic evidence that may link her to the long-missing child, the POI has a ‘mystery accent’ that casts her story into serious doubt.

A %d blogueros les gusta esto: